QUIEN ENTRE AQUÍ ¡ABANDONE TODA ESPERANZA! CriSishoy: UNA CUESTIÓN DOBLEMENTE REAL (o cómo la monarquía monarquea y el Madrid madridea)

24 octubre 2005

UNA CUESTIÓN DOBLEMENTE REAL (o cómo la monarquía monarquea y el Madrid madridea)

Ya estoy de vuelta. Acabo de llegar de viaje y estoy destrozado. Pero en fin, ya estoy de vuelta... ¿de todo? Pues no: paso a decir un par de cosas consfusas, pues hoy no da para más este cerebro crítico-funerario-festivo que sostengo dentro del cráneo.
Estoy enormemente cabreado, porque en este país nunca se habla de lo verdaderamente importante con la profundidad que requiere la cosa. Así, se está hablando de un Estatut; de la ñoñería engreída de Zapatero, que hace una política rosa, glamurosa, a lo telva bien mona, oye tú, qué fuerte, no puedo más de lo progre que soy y financiame una película que no tengo talento pero soy mega solidario; se habla también de pollos aviadores que van puestos hasta arriba y con los que es mejor no cruzarse uno con ellos en un calléjón, porque según informa la ministra inglesa (la española no informa, está de tiendas con el Presi, que es feminista, ya saben), pueden causar la muerte del loro (como la que va a tener España, al decir del pesudo-liberal de Jiménez Losantos); también la banda va cascando por ahí de que el PP ya aventaja en puntos al PSOE en intención de votos y tiembla Ferraz; dicen que Felipe González dice que él dejó de escuchar a la gente después de seis años de gobierno, pero que a alguno le han basado seis meses; incluso algunos afirman que el hijo de Letizia Ortiz va a ser de sangre real, en clara alusión al resto de los mortales, que como todos sabemos, no tenemos en nuestras venas sino sangre virtual...
Lo verdaderamente importante, lo más inquietante, lo que debería hacernos temblar a todos es una cuestión doblemente real, que yo voy a analizar con sesuda e inigualable perspicacia:
Cuestión 1: El Real Madrid ha perdido en casa contra el Valencia. Esto es un desastre inusitado. Pido y exijo desde aquí que expulsen del reino Madridista a ese espía republicano que es Luxenburgo... que sabe menos de fútbol que el que suscribe, lo cual ya indica su inepcia para dirigir al mejor equipo de la historia desde la caída del Imperio Romano.
Cuestión 2: Ésta es menos importante, pero también debe pensarse. Me refiero al hecho de que uno ya se va cansando de las chanzas y simpatías de don Juan Carlos Primero y sus labores cinegéticas después. Está bien que sea simpático, pero uno empieza a entrever en los borbones esa máxima que siempre han seguido desde, al menos, Carlos IV: España no es lo importante; lo decisivo es la dinastía, y si ha de dividirse España (Fontaineblau, verbigracia), que se hunda si corre peligro la casa de Borbón. Nosotros, dicen los Borbones que tienen gracia a borbotones, a lo nuestro: la caza, las motos y a ser simpáticos.
Cuestión 3: ¡Pero no había dicho que sólo eran dos cuestiones!? Sí; perdonen: entonces no diré nada del espectáculo independentista formado en el campo del F.C. Barcelona, que tanto ha enfadado a valencianos y personas de bien (como yo, que soy bien bueno) Que se larguen, y que jueguen derbis con el Figueras.
¡Dios! ¡Qué país! ¡Por qué lo querré tanto!

<>RUI, EL PEQUEÑO CID<>