QUIEN ENTRE AQUÍ ¡ABANDONE TODA ESPERANZA! CriSishoy: El PP EN POLAINAS Y LOS CIENTÍFICOS EN BRAGAS nO vAn BiEn

23 junio 2005

El PP EN POLAINAS Y LOS CIENTÍFICOS EN BRAGAS nO vAn BiEn

Uno, en ocasiones, se ve superado por la estulticia política. A pesar de hacer esfuerzos de comprensión, el que suscribe a veces no puede dejar de concluir que ciertos actos proceden de la estupidez humana -en muchas ocasiones regada de mala fe.
Aquilina en Polainas
Image Hosted by ImageShack.us
El otro día cada partido se trajo a su especialista, como el que zarandea a su pobre, para que diera su veredicto "científico" ante la Comisión del Senado acerca del asunto de los matrimonios homoparentales. Pues bien: todos cometieron la misma falacia: hacer pasar por ciencia lo que no eran más que opiniones partidistas. Y es que sólo los tontos no saben que el científico maneja resultados en función de quien le paga o subvenciona. El hecho de que se manipule la ciencia en favor de intereses de partido es ya de por sí indignante; sin embargo, de esta pantomima científico-política nadie se ha escandalizado y todo el mundo ha arremetido contra el "experto" llevado por el PP. Yo me pregunto: ¿qué pasa, es que de repente la opinión pública tiene alguna relevancia en materias científicas? En absoluto; sin embargo, sí tiene todo el derecho a imponer a sus científicos que lean los resultados a su gusto, que para eso los paga.
Del asunto yo saco dos conclusiones: 1. que la ciudadanía es una fuente de censura a la ciencia cuando quiere. Lo cual me parece maravilloso. 2. El PP ha hecho el ridículo más espantoso vinculándose al científico de marras, que los ha dejado en bragas, si no en polainas. Cada día parece más que el Presidente del PP es Aceves, en lugar de Rajoy. Con este estúpido gesto, del que han intentado desmarcarse hipócritamente, el PP ha perdido parte de la adhesión de la que se había beneficiado tras el éxito de la manifestación en favor de la familia. Se les ha visto el plumero opusdeico del peor modo posible: dando vergüenza ajena.

<>RUI, EL PEQUEÑO CID<>