QUIEN ENTRE AQUÍ ¡ABANDONE TODA ESPERANZA! CriSishoy: LA POLÍTICA DE COMENSALES vA MaL

23 mayo 2005

LA POLÍTICA DE COMENSALES vA MaL

Una de las mentes más brillantes de siglo XX, Marx, dijo en cierta ocasión: "qué distinto se ve el mundo después de comer". Yo debo confesarles, queridos amigos, que soy un gran admirador de este pensador, que junto a sus hermanos Chico y Harpo, tanto me hacen reír y pensar. Así, puedo decir que soy un auténtico marxista, incluso, en cuanto puedo, me pinto un enorme bigote y ando ridículamente. Todo ello se lo confieso, señores míos, porque me he dado cuenta de que tengo algo en común con nuestro Presidente: los dos somos marxistas y creemos en la verdad antedicha sobre la sobremesa-existencialista. Si no, ¿cómo entender que Zapatero se deleite, tras una buena comida, en hacer comentarios sobre política de Estado ante sus comensales? ¿Sólo un buen rivera del Duero o un rioja, en quien no sabe beber, puede inspirar de tal modo que se ponga a disposición de los circundantes secretos de Estado. Sabater, que no sabemos si hace buen vino, pues su mirada nunca se posa en sitio alguno, nos ha hecho saber que basta con comer un ratito con el Presidente, darle un poquito de coba y hale, a contar asuntos de Estado como quien cuenta el último romance esperanzador. Que es un irresponsable, señores míos, ya lo sabíamos, pero que fuera indiscreto y bocazas... Por la boca muere el pez, perro ladrador poco mordedor y quien no llora no mama, pero por favor, señor Presidente, tenga cuidado con qué riega las comidas en situaciones de según qué invitados.
Por cierto, la comida de las habladurías, ¿quién la pagó? ¿Los ciudadanos? Entonces, ¿sería mucho pedirle al señor Presidente que me enviara un trocito de secreto a mi mesa?
¡Ah! ¡Qué mundo este! Y pensar que tenemos algo en común Zapatero y un servidor: los dos somos marxistas, pero él cuenta los mejores chistes... Yo me mondo. Lo siniestro es que otros consideran en serio sus chistes negociadores. ¡Qué calamidad!
PD El sabio Sabater, que es filósofo ¿habrá exigido en sus confidenciales comidas al Sr. Presidente que no atente contra la Filosofía con su LOE?

<>RUI, EL PEQUEÑO CID<>